La ilustrísima vampira Isabelle du Sang Rouge

Buenas noches, queridos vampiros y vampiras. Porque… en algo vampiros ya os estáis convirtiendo semana a semana… ¿noooo? Sí, es cierto, compartir el universo de nuestros vampirines, los más importantes de Transilvania por cierto, nos convierte, cuando menos, en partícipes de su universo… ¡Y también en algo vampiros! ¿Por qué no? Yo os voy a hacer una confesión… vampira, lo que es vampira… no sé si quiero ser, (más bien creo que no) pero parecerme a alguna de las vampiras que aparecen por aquí… no me importaría mucho. Me gusta mucho la tita Carmila, ¡cómo no!, tan intrépida, aventurera, sagaz y mágica con los niños vampirines. Pero eso sí… en cuanto a guapa, guapa, lo que se dice guapa… me gustaría ser como Isabelle, la mamá de George du Sang Rouge.

Isabelle es bella como una azucena, frágil como las patitas de una mariposa y sutil como el más bello poema de…, el más bello poema de…, pues no sé, de vuestro poeta favorito. Yo diría de Baudelaire, por ejemplo. Su pelo es negro brillante, sus ojos de color mar embravecido; delgada, estilizada y elegante cual modelo contemporánea de la revista “Vogue”. Pues si. Ahora bien, en cuanto a sus cualidades como mamá, habría algún aspecto a mejorar, si se me permite decirlo. Os lo aclaro. La ilustre vampira Isabelle ADORA a su hijo George du Sang Rouge. “Adora”, así, con mayúsculas, a su hijito querido.

Al principio, cuando se hizo amigo de Devorgila, de Iñaki Vladimir y de Ludmila, sufría enormemente por tener que pasar veladas separada de George. Ahora todos los fines de semana en que su hijo disfrutaba y disfruta de la compañía y de los juegos de sus amiguitos vampirines en el castillo de Abbadie, le deja pasar unas escasas horas junto a ellos, pero todavía espera ansiosa el momento en que regrese a casa. Suele ir a buscarle ella personalmente, arregladísima, como siempre que sale a la calle, cubierta en invierno con una capa forrada de raso negro con una capucha que deja entrever su rostro blanquecino de labios rojos, montada en una carroza de color negro azabache conducida por un vampiro criado suyo. Puntual como un reloj, en cuanto la noche es cerrada, Isabelle aparece en el castillo de Abbadie y abraza a su hijo amorosamente para que regrese a su hogar, donde le esperan sus criados con un baño caliente aromatizado con sales, agua de rosas y toallas esponjosas de algodón egipcio, para que descanse de los ajetreados juegos que ha protagonizado junto con Iñakitin, la querida Lud y la intelectual Devorgila. Isabelle tiene criados “de sobra”, pero es ella misma quien le da la cena a su hijo, con mucho amor, y se interesa por las actividades realizadas durante el día y por los últimos poemas que ha escrito. Protege con feroz celo la obra de su hijo. Y es que sabe que Ludmila von Vampüren, a veces, firma los poemas de su adorado George como si fueran de ella, por eso le lanza fulminantes miradas cuando se la encuentra, provocando la sorpresa de nuestra vampirina, que no entiende por qué se enfada tanto.

El segundo viaje estival de nuestros vampirines, realizado en el verano de 2015, y en el que participaba George du Sang Rouge, fue particularmente duro para la bella, lánguida y sobreprotectora Isabelle. Salió al coqueto puerto de Biarritz a despedir a su pequeño vástago, y le esperó allí mismo durante laaaaaargos días antes de su llegada, prefiriendo sufrir incomodidades -relativas, todo hay que decirlo, que se instaló allí de verdadero lujo, como buena aristócrata vampira- para poder estar más cerca del momento del encuentro (como si por eso fuera a llegar antes su adorado hijo, ¡ya véis!).

No deseo entrar aquí en las profundidades freudianas de la Psicología, pero… lo que creo realmente es que quizá por eso George du Sang Rouge es tan ultrasensible y especial. Tanto amor materno le deja un poco aturdido y desprotegido ante la dureza de la vida diaria, habitual tanto en el universo humano como en el vampírico, pero… ella es así, y así os lo cuento, yo no la puedo cambiar. Evanescente, maternal, divina, etérea, y bella, muy bella. ¡Hasta la próxima semana, queridos vampiros y vampiras!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s