El fantástico mundo de Christophe Pavia

Nos conocemos desde hace algún tiempo, queridos seguidores y seguidoras, y ya he podido introduciros en este fabuloso mundo vampírico del que el Destino quiso hacerme partícipe, por razones que ya os expuse en su momento. Habéis conocido a mis queridos Iñaki Vladimir, Devorgila de la Sang, George du Sang Rouge, la tita Carmila, el Sr. Corzeniovsky, los papás (humanos algunos, vampiros otros) de los vampirines, y… como no… a la ilustrísima vampirina Ludmila von Vampüren (la más importante de 8 años de tooooodaaaaa Transilvania). Hemos conocido sus métodos de comunicación, su vida cotidiana, sus fabulosos fines de semana en el Castillo de Abadie, sus gatos, sus comedias y sus dramas. Incluso os he hablado de Dimitra von Titu y su controvertida relación con Ludmila. Sí, amigos y amigas, de todos estos asuntos os he ido hablando a lo largo de diversos capítulos.

Hoy, para poder seguir ilustrándoos sobre ese universo vampirin que gira, en buena medida, en torno a esa pequeña reina de la Noche que es Ludmila, he pensado introduciros en el fabuloso mundo de Christophe Pavia. Christophe Pavía… ¡Ah, Christophe Pavía! Pero ¿quién es Christophe Pavia? Pues el susodicho es, ni más ni menos, que el más ilustre peluquero vampirín de todos los tiempos. ¡Qué digo de todos los tiempos! ¡De todos los tiempos pasados y los venideros! En el primer libro de las aventuras de Iñaki Vladimir (con permiso de Ludmilina), que será publicado a finales de este año 2016, podréis conocer mejor cómo desarrolla sus diversas actividades. Pero para orientaros, no creáis que es un peluquero “normal”. Qué va. Es un peluquero-espectáculo que hace disfrutar como enanos de los bosques a los niños vampirines (y a los humanos también, claro).

Christophe Pavía ilustra sus espectáculos de Peluquería con música de los años 70 de gran calidad. La que muchos escuchábamos cuando éramos pequeños anunciando una nueva sociedad llena de libertades, armonía, entendimiento y, en fin, la era de Acuario así en general.

Cuando alguno de los pequeños espectadores presentes quiere que Christophe le peine, levanta la mano y sale al escenario. Él le recibe tocado con un sombrero de copa apabullante, como de mago de los de antes, y ataviado con un traje lleno de colores, en un pequeño escenario de titiritero en el que todo parece de juguete. Al ritmo de la música, y como si sus manos fueran de terciopelo y llenas de magia, realiza peinados extravagantes y maravillosos inspirados en algún tema de fábula.

Con rápidos movimientos, y en breve tiempo, configura moños inmensos adornados con pájaros, mariposas (a los niños vampirines también les encantan los cuervos pequeñitos)… Al final, todos los niños parecen ninfas y duendes oscuros de los bosques tras pasar por sus manos artísticas. Es muy bonito. Ludmila y Devorgila disfrutan ese espectáculo de un modo inmenso.

En el primer libro de las aventuras de Iñaki Vladimir que aparecerá, cómo no, para la Noche del 1 de Noviembre, se relatan los lugares por los que pasa Christophe Pavía y dónde se encuentra, en una noche mágica, con nuestros queridos vampirines… bueno, en realidad se relata esto y muchas otras cosas… pero eso será el propio libro el que os lo explique. Lo podréis leer a medida que se acercan las largas sombras del solsticio de invierno…

¡Hasta la próxima entrega, amigos y amigas! ¡Hasta pronto!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s