La continuación de las vacaciones equinocciales de Ludmila

Hola a todos, queridos y queridas. Aquí estoy una semana más informándoos de las novedades de la vida (pequeña vida) de Ludmila von Vampüren y su círculo de amistades. Al igual que el pasado fin de semana, los niños se encuentran todavía de vacaciones en Londres, aunque ya por poco tiempo, pues el Domingo emprenden el viaje de regreso a sus castillos (bueno, recordemos que Iñakitín no tiene un castillo, sino un piso mas normal, como todos nosotros, pero bueno, eso sería un tema aparte…).

El caso es que esta semana no han perdido el tiempo. Tal y como os ha ido informando la misma Ludmila desde su Twitter, han ido a Porstmouth, a la British Library, y ¡a Stonehenge!

Todos estos lugares les han encantado -especialmente Portsmouth, donde han visto muchas cosas curiosas, como mascarones de proa, y el Victory, el barco de Nelson-, pero uno de los más fabulosos ha sido Stonehenge, al menos para Ludmila. Enseguida quiso dar vueltas en torno al conjunto arquitectónico que nos legaron aquellos antepasados intentando descifrar todos sus secretos. Se ha metido entre las piedras, las ha mirado desde todos los ángulos, mientras los otros niños también contemplaban fascinados el espectáculo. Se han quedado impactados por la antigüedad de la construcción, pese a que, como son pequeños vampirines, no debería asombrarles tanto la perspectiva de largos períodos de tiempo (ellos viven muuuuuchos años).

Han acribillado a la tita Carmila y al Sr. Corzeniovsky con preguntas, por eso la tita decidió quedarse una tarde en casa con todos para que pudieran indagar a gusto en su fabulosa biblioteca sobre todas las dudas que tuviesen. Así que, con Devorgila como jefa de investigación, han abierto libros, han cerrado otros libros, han subido y bajado por la escalera de madera que hay en la Biblioteca para acceder a los lugares mas altos… en fin, lo que haría cualquier investigador de la época en que sólo se podía escribir sobre papel.   Es cierto que Iñaki Vladimir se quedaba patidifuso cada vez que encontraba libros con soldados dibujados, y le costaba salir de su lectura, pero ahí estaba Devorgila para indicarle qué es lo que debía hacer para continuar con su particular estudio.

Finalmente han llegado a buenas conclusiones con respecto a Stonehenge. Han averiguado que era una construcción de tipo astronómico, que sigue el trayecto del sol a lo largo de las estaciones y que era también un tipo de construcción religiosa. El concepto “religión”, Ludmila no lo acaba de asimilar, como buena vampirina que es, pero algo le ha explicado la tita Carmila que ha calmado sus ansias de comprender. Bueno, pues de momento estas han sido las vacaciones equinocciales de Ludmila von Vampüren y de sus inseparables Devorgila de la Sang, George du Sangrouge, e Iñaki Vladimir.

Os dejamos, pero sólo ¡hasta la próxima semana!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s